El Inegi desmiente a AMLO: el desempleo aumentó en primer trimestre de 2019 / En opinión de Juan Carlos Cruz Vargas

Redacción MXPolítico.– Contrario al discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en abril pasado presumió “un incremento nunca visto” de empleos durante el primer trimestre del año, las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) apuntan a otra realidad.

Al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el organismo de estadística informó que la tasa de desocupación fue de 3.5% en los primeros tres meses del 2019, lo que significa el mayor registro desde el primer trimestre del 2017, cuando el desempleo fue de 3.5 por ciento.

En cifras absolutas, en el primer trimestre hubo un millón 886 mil 205 mexicanos desempleados, cuando en el mismo periodo del año pasado hubo un millón 713 mil 857 desocupados. Es decir, en el gobierno de López Obrador se sumaron 172 mil 348 mexicanos a las filas del desempleo.

Más aún: Si la lupa se acerca a las áreas urbanas, donde el trabajo es más organizado y más demandado, la tasa de desocupación se eleva al 4 por ciento.

De acuerdo con el Inegi, la ocupación muestra distintos grados de intensidad según sea la perspectiva desde la cual se le observe.

Una de éstas, es la que se refiere a la población con trabajo cero que se ubica entre la población ocupada y la no económicamente activa; es decir, población desocupada, la cual no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición por hacerlo e hizo alguna actividad por obtenerlo.

En abril pasado, en su conferencia matutina López Obrador aseguró que según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), entre enero y marzo de este año se registraron 269 mil 143 nuevos empleos.

“Hubo incremento nunca visto desde hace 10 años para un periodo similar. Es una buena noticia, es decir, que está creciendo la economía y está en pie la apuesta con los especialistas, con los bancos, con las corredurías, con los financieros, que han pronosticado que vamos a tener menos crecimiento de lo que estamos estimando. Aceptamos el desafío, y aquí vamos a estar viendo. En una de esas, les vamos a ganar”, festinó el mandatario.

 

Mercado laboral deteriorado

Sin embargo, las cifras del Inegi también muestran un deterioro en las condiciones del mercado laboral mexicano, ya que en el primer trimestre del año la informalidad creció y la subocupación se mantuvo sin cambios.

El empleo informal, o medición ampliada de informalidad, añade a la definición de trabajo informal las siguientes categorías: el trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.

Así, la medición de la ocupación en el sector informal se considera el punto de partida y un componente del cálculo de una medida más amplia: el empleo informal.

Los resultados de la ENOE indican que en el primer trimestre de este año, todas las modalidades de empleo informal sumaron 30.8 millones de personas, para un aumento de 2.7% respecto al mismo lapso de 2018 y representó 56.9% de la población ocupada.

De manera detallada, 15 millones conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, cifra que significó un ascenso de 4.3% a tasa anual y constituyó 27.8% de la población ocupada. Esto se refiere a todas aquellas actividades económicas de mercado que operan a partir de los recursos de los hogares, pero sin constituirse como empresas con una situación independiente de esos hogares.

Mientras que 7.7 millones corresponden al ámbito de las empresas, gobierno e instituciones; 5.8 millones al agropecuario y otros 2.3 millones al servicio doméstico remunerado.

Por su parte, otra forma de caracterizar a la población ocupada es en función de su condición de subocupación, entendida ésta como la necesidad de trabajar más tiempo, lo que se traduce en la búsqueda de una ocupación complementaria o de un nuevo trabajo con mayor horario.

Al respecto, durante el trimestre de referencia la población subocupada en el país fue de 3.7 millones de personas y representó 6.8% de las personas ocupadas, misma tasa que la de igual periodo de un año antes.


Autor: Juan Carlos Cruz Vargas

__
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto