Miseria humana en el Senado; rebelión de morenos en San Lázaro / En opinión de Francisco Garfias

En la Cámara de Senadores presenciamos ayer un episodio más de lo que podríamos calificar de “miseria humana”. 

Lo protagonizaron algunos legisladores de Morena y del PT que se oponían a que los padres de niños con cáncer presenciaran, desde el palco de invitados, el debate sobre la desaparición del Seguro Popular y la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

La eliminación del citado Seguro Popular, que ayer fue aprobada en la Cámara alta, los tiene inquietos. Temen perder los apoyos que reciben para atender a sus hijos.

Una sola quimioterapia puede costar 35 mil pesos, según la señora Dolores Ortiz, quien llevaba a su pequeño enfermo en los brazos, mientras hablaba con los reporteros de la fuente.

La insensibilidad de esos “representantes populares” llegó a extremos vergonzosos. La coordinadora del PT, Geovanna Bañuelos, pidió, incluso, a la Mesa Directiva reconsiderar la tardía autorización para que subieran al mismo palco que ocuparon invitados de Rosario Piedra Ibarra cuando rindió protesta como titular de la CNDH, mientras los padres de niños con cáncer cercaban el Senado en señal de protesta.

Alegó que el PT “ya tuvo la ‘generosidad’ de estar de acuerdo en concederles participar en una mesa de negociación en la que se firmaron acuerdos para que sus peticiones quedaran incluidas en el dictamen final, pese a que en el PT nos pronunciamos en contra de que se cree un antecedente de esa naturaleza que, con base en chantajes y manipulaciones se esté creando un antecedente de esta naturaleza. La próxima semana llegaría con un grupo de ganaderos zacatecanos, mineros, mujeres con cáncer de mama para ser atendidos. Que sea parejo”, pidió.

Los padres fueron llevados a la Casa del Pueblo por la senadora del PAN, Martha Márquez. Eso los descalificó a los ojos de algunos legisladores de Morena y el PT que los acusan de “venderse” al azul. “Están siendo muy injustos. Se están pasando”, dijo la panista.

Otra senadora de Morena, Gricelda Valencia de la Mora, usó las redes sociales para señalar que sus hijos no tienen cáncer y que son porros pagados por el PAN.

Esta vez los padres no sólo llevaron algunos niños con cáncer en brazos de sus madres, sino que llevaban una carta dirigida a Mónica Fernández, presidenta de la Mesa Directiva del Senado, en la que emplazan a Valencia de la Mora a probar sus dichos o a disculparse.

El independiente Emilio Álvarez Icaza salió al llamado Patio del Federalismo a disculparse con los padres. “Lamento mucho que el Senado los revictimice. No veo porros del PAN. Veo papás pidiendo medicinas para sus hijos”, dijo.

La autorización a los padres para que subieran al palco de invitados tuvo que ser votada en el pleno. Tuvieron que esperar hasta que transcurriera un debate que a los morenos les parecía más importante: El asilo a Evo Morales.

La protesta de los padres no fue en vano. El senador de Morena, Miguel Ángel Navarro, nos dijo que los padres no tienen de qué preocuparse. El Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos no desaparece con la creación del INSABI, se fortalece.

 

* Hoy vence el plazo legal para aprobar el Presupuesto. La línea de Palacio Nacional es que se apruebe tal como lo mandó el Ejecutivo.  El Presidente no quiere que se le mueva una coma.

Garganta morena nos asegura que el miércoles hubo una reunión  de la bancada guinda en la que Mario Delgado, coordinador del grupo, les pasó el recado.

“Literal mandó amenazas. Que si decidíamos cambiar o modificar el Presupuesto nos atengamos a las consecuencias”, nos dijo la fuente.

Delgado, quien se habría llevado un regaño en su última visita a Palacio, asegura que las bancadas de Morena, PT, PES y el colado PVEM firmaron un documento de apoyo solidario al proyecto de presupuesto.

Sabemos, sin embargo, que en la bancada de Morena lo rechazaron varios diputados que no se han dado cuenta que no hay división de Poderes en la 4T.

Por lo demás, no hay condiciones para sesionar. El Palacio Legislativo está tomado por organizaciones campesinas que exigen más recursos. Nada mas 24 mil millones de pesos.

La Comisión de Presupuesto estaba citada ayer a las 18 horas. Tuvo que ser suspendida.

Los diputados van a recurrir al truco del sistema PRIAN: Detener el reloj parlamentario. No les queda de otra. Eso o la parálisis.

 

 

—--

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto