Unicef, OPS y OMS proponen un etiquetado nutrimental para combatir obesidad infantil

Redacción Noticias MX.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicaron este lunes la nota técnica “Un etiquetado nutrimental frontal claro y de fácil comprensión protege a niñas, niños y adolescentes en México”.

Lo anterior, para que tomadores de decisiones y formuladores de política pública, así como consumidores en general, tengan mejor información sobre la importancia de contar con un etiquetado nutrimental frontal adecuado.

Ello, tomando en cuenta que los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2016 arrojaron que 33.2% de los niños de entre seis y 11 años de edad y el 36.3% de los adolescentes de entre 12 y 19 años, sufren sobrepeso y obesidad.

“Para reducir el ambiente obeso génico, es necesario que productos alimenticios tengan un etiquetado frontal claro y de fácil comprensión, directa, sencilla, visible, de fácil entendimiento para adultos y niños”, destacaron los organismos internacionales.

De acuerdo con Apro, en ese sentido, señalaron la importancia de que México adopte un etiquetado adecuado, claro y de fácil comprensión. Además, abundaron, deben utilizarse perfiles nutrimentales validados por expertos en la materia que defiendan intereses de salud pública y una alimentación saludable.

“El etiquetado propuesto y que hoy está vigente es difícil de interpretar aun para quienes ya tienen información previa sobre nutrición. Es por eso que, en la actual discusión legislativa sobre la modificación de la Ley General de Salud, UNICEF y OMS/OPS generaron una nota técnica que compila evidencia, información veraz y recomendaciones internacionales sobre el etiquetado frontal de alimentos y bebidas, así como la importancia de su adopción”, puntualizaron en un comunicado.

Conforme con los organismos, el crecimiento exponencial del problema de sobrepeso y obesidad infantil y adolescente en México tiene consecuencias para la salud, a partir de la gestación de enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes o la hipertensión arterial, indicaron.

“Un entorno que influye en las preferencias personales para consumir productos comestibles altos en calorías, azúcares simples, grasa y sal, y bajos en calidad nutricional. Las malas elecciones en nutrición no sólo se deben a la presencia constante de bebidas altamente azucaradas y alimentos ultra procesados ofrecidos a precios muy bajos, sino también a información nutricional en etiquetas poco claras”, subrayaron.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto